¿Cuál es la “filosofía” de los tramposos en el ajedrez?

Por Dr. Uvencio Blanco Hernández



-En el marco de la Olimpiada de Ajedrez Online, se han detectado trampas digitales que comprometen al ajedrez de alto rendimiento.

-En ajedrez, la trampa es una acción mediante la cual y de forma deliberada, es cometida una o varias infracciones contra las “Leyes del Ajedrez”, con el objeto de obtener ventajas extradeportivas ante otro u otros jugadores, o equipo.

FIDE ha respondido con una “Declaración sobre los casos de anti-trampas en la Olimpiada de Ajedrez Online.

-A los efectos del presente artículo, tomaremos las palabras trampa, engaño, estafa y fraude como sinónimos.

En la medida en que la pandemia por Covid-19 ha avanzado por el mundo, la utilización de las redes y medios electrónicos para la comunicación se han incrementado exponencialmente. El ajedrez, un juego que no exige de un soporte físico para su práctica, ha conseguido una vía importante para la organización de nuevas propuestas organizativas para torneos, matches e, inclusive, una olimpiada Online: impensada solo hace seis meses.

Pues, en el marco de esa olimpiada, que actualmente se encuentra en pleno desarrollo, está ocurriendo lo que sistemáticamente se ha venido denunciando: trampas digitales en el ajedrez de alto rendimiento. Efectivamente, en la tarde del pasado 4 de agosto, el portal FIDE publicó una nota en la que expresaba su posición al respecto. Su contenido es el siguiente:

“Declaración de la FIDE sobre los casos de anti-trampas en la Olimpiada Online. El Panel de Juego Limpio de la Olimpiada Online ha identificado cuatro casos en los que hay motivos suficientes para creer que se ha violado el Reglamento de Juego Limpio.

Todos los resultados de estos jugadores en la Olimpíada Online se han convertido en pérdidas, y donde sea aplicable no se les permitirá jugar más en el torneo. Los oficiales del torneo y los capitanes de los equipos afectados han sido informados a tal efecto.

Estos casos afectan a cuatro jugadores de Malí (División de Base, grupo B), Brunei Darussalam (División 4, grupo A), Hong Kong (División 4, grupo A) y Nicaragua (División 4, grupo E).

Si tu equipo pertenece a alguno de estos grupos, por favor revisa la página web para ver los resultados actualizados, para ver si las clasificaciones de tu grupo pueden haberse visto afectadas.

La FIDE no revelará más información ni responderá a ninguna pregunta sobre este asunto hasta que se haya realizado una investigación completa”.

Evidentemente, esta declaración refleja la posición oficial del ente organizador de la referida olimpiada y su visión de lo que debe ser la lucha anti trampa en el ajedrez. Al respecto, vale señalar que el término trampa tiene varias acepciones. Por ejemplo, con base en lo establecido por la Real Academia Española, hemos escogido las 6, 7 y 8 donde una trampa implica:

– Contravención disimulada a una ley, convenio o regla, o manera de eludirla, con miras al provecho propio.

– Infracción maliciosa de las reglas de un juego o de una competición. Inclusive.

– Ardid para burlar o perjudicar a alguien. Por su parte, el Oxford Advanced American Dictionary, establece dos acepciones importantes: – Engañar a alguien/algo para engañar a alguien o hacerles creer algo que no es verdad. [transitivo]

– Hacer trampa (en/en algo) para actuar de manera deshonesta con el fin de obtener una ventaja, especialmente en un juego, una competición, un examen, etc. [intransitivo]

En ajedrez ¿cómo se interpretan los términos trampa o engaño? Estas palabras nos sugieren una acción mediante la cual y de forma deliberada, es cometida una o varias infracciones contra las “Leyes del Ajedrez”, con el objeto de obtener ventajas extradeportivas ante otro u otros jugadores, o equipo. (Blanco, U. 2019).

De tal manera que, trampa o engaño en el ajedrez, es el uso de ayudas ilícitas o fraudulentas para obtener ventajas o recompensas personales sobre terceros.

Entonces, ¿cuál es la “filosofía” de los tramposos del deporte? Los tramposos del deporte, parecen cultivar una filosofía hedonista en la cual el logro más elevado sea obtener, a cualquier costo, la mejor figuración, marca o resultado en una competencia deportiva.

Como en el deporte cada victoria tiende a elevar el nivel de la competición, al repetirse esta conducta y su respectivo resultado, el final lógico de los ejecutantes de esta filosofía, es el de obtener el poder absoluto en una especialidad determinada.

La trampa o engaño implica una conducta antiética porque, aquel que propicia o ejecuta una acción de esta naturaleza muestra un comportamiento no ético debido a que contradice las leyes y reglas del ajedrez, el espíritu deportivo y el juego limpio en pos de alcanzar ventaja sobre otro jugador o equipo. Por lo tanto, se trata de una ventaja injusta e inesperada que debe ser denunciada y sancionada de inmediato en pro de un deporte limpio y de los mejores fines de la competición.

Nos pudiéramos preguntar si ¿los tramposos en el deporte lo son con base en algún precepto moral? La respuesta es no. Los farsantes pueden intentar convencer a los demás de que son morales en el sentido aceptado del término, para enmascarar sus deseos de conseguir poder, fama y éxito, aunque la recompensa del logro alcanzado por el trabajo y la dedicación constante; la recompensa del crecimiento espiritual; les será esquivo y arremeterá contra ellos más temprano que tarde y de manera inexorable.

En tal sentido, debemos tener en cuenta que aquellos individuos u organizaciones que buscan el poder a través de acciones fraudulentas contra el juego limpio en el deporte no están dispuestos a aceptar las normas y reglas éticas de cada especialidad. Ellos están propensos a utilizar cualquier medio o criterio que les faciliten o ayuden a obtener el referido triunfo.

Lamentablemente, como consecuencia de la importancia cada vez mayor concedida a la victoria, el deporte de competición ha sufrido en el curso de estos últimos años cambios que han afectado gravemente al fundamento mismo del juego limpio. Es por ello que la acción de los farsantes del deporte; en particular en el ajedrez, nos ha obligado a modificar el concepto de juego limpio,

La familia ajedrecística exige un deporte libre de trampas y componendas que intenten opacar las Leyes del Ajedrez y la ética de este milenario deporte.

Por: Dr. Uvencio Blanco Hernández (VEN). Consejero. Comisión EDU FIDE. Editor Página Facebook Chess In Education FID

Fuentes: -“Dopaje y trampas en el ajedrez” (Blanco, U. 2019)

Fide.com

-Diccionario de la Real Academia Española. https://dle.rae.es/trampa?m=form -Oxford Advanced American Dictionary. https://www.oxfordlearnersdictionaries.com/definition/american_english/cheat