“Reinas FIDE- Empoderamiento de las mujeres ajedrecistas” Síntesis del proyecto presentado ante FIDE en Enero de 2019

Por Dr. Uvencio Blanco



1. PRESENTACIÓN.

El proyecto Reinas FIDE – ”Empoderamiento de las mujeres ajedrecistas”, intenta promover un programa de cursos de formación, capacitación y actualización de mujeres ajedrecistas en el empoderamiento de importantes áreas de interés FIDE. Los cursos están orientados a mujeres de diferentes niveles de juego, edades, contextos socioculturales e intereses.

Se trata de una estrategia para buscar la paridad de género y la igualdad de oportunidades en el ajedrez; coadyuvando en la adquisición de aptitudes y competencias que sirvan a las participantes en la consecución de un mayor número de titulaciones en especialidades FIDE tales como Entrenador, Árbitro y Organizador; y en la búsqueda de mayores espacios en los directorios de sus federaciones nacionales y en las comisiones de trabajo FIDE, con el objeto de colaborar con las soluciones a problemas organizativos tales como la difusión y promoción del ajedrez desde las comisiones de Planificación y Desarrollo, Ajedrez y Educación y Ajedrez Social, etc.

2. EL PAPEL DE LA MUJER AJEDRECISTA EN EL CAMPO EDUCATIVO

La educación es un campo en el cual la mujer ajedrecista tiene un espacio y oportunidad para desarrollar una serie de aptitudes y habilidades a favor del movimiento ajedrecístico internacional y, al mismo tiempo, en pro del crecimiento numérico y cualitativo dentro de la estructura de FIDE. En una palabra, el empoderamiento de la mujer ajedrecista tiene varias opciones interesantes y quizá la más abarcante de ellas es la de la educación.

Con base en las líneas políticas establecidas por la nueva gerencia de FIDE, la organización necesita la presencia de una importante cantidad de difusores de este deporte, en los diferentes sectores de nuestra sociedad. En particular, las comisiones de trabajo Planificación y Desarrollo, Ajedrez y Educación, Ajedrez Social, Entrenadores, Árbitros y Organizadores demandan la presencia de un mayor número de multiplicadores y técnicos que faciliten la difusión de los principios y valores del juego de ajedrez en todas y cada una de las federaciones afiliadas; esa multiplicación puede ser llevada adelante por mujeres ajedrecistas especialmente formadas en cada uno de tales campos de trabajo.

Siendo así, las mujeres ajedrecistas tienen la responsabilidad de incorporarse masivamente a este proceso de empoderamiento y funcionar como ejemplo de motivación para nuevas generaciones de jóvenes que puedan acceder a sectores FIDE donde aún queda mucho por hacer.

3. OBJETIVOS.

3.1. Objetivo General.

El programa de formación propuesto pretende visibilizar la situación actual de la mujer ajedrecista en el mundo; contribuyendo al empoderamiento profesional de las mujeres ajedrecistas y explorar el emprendimiento como factor que contribuye a la generación de nuevas oportunidades de participación, empleo e ingresos, en el marco de la estructura organizativa de la FIDE.

Interesa que las federaciones deportivas nacionales desarrollen políticas que contribuyan a disminuir la deserción de jugadoras del mundo del ajedrez y su desconexión de las actividades propias del ámbito ajedrecístico. En este sentido, las participantes serán expuestas a los diversos aspectos de la planificación, desarrollo y administración de programas de formación y actualización en áreas técnicas específicas como educación, entrenamiento, arbitraje y organización de eventos, entre otras alternativas.

Al final del curso las participantes estarán habilitadas para diseñar, organizar, gestionar y dar acompañamiento al trabajo de las diferentes federaciones nacionales de ajedrez, de manera eficaz y productiva.

3.2. Propósito.

Mediante su participación en cursos de ”Empoderamiento de las mujeres ajedrecistas” las ajedrecistas podrán adquirir un conocimiento general de las necesidades específicas que presentan las diferentes federaciones nacionales de ajedrez y las comisiones de trabajo FIDE; y del proceso de empoderamiento

necesario para constituir equipos de apoyo para alcanzar un mayor nivel protagónico y de participación, tanto en proyectos de difusión del ajedrez en cada una de sus regiones de origen, como en su propio crecimiento profesional dentro de la organización FIDE.

3.3. Objetivos Específicos.

Para lograr cumplir el objetivo general del proyecto, se han propuesto los siguientes objetivos específicos:

3.3.1. Organizar, en el marco de eventos regionales, continentales y mundiales, conferencias, seminarios y talleres de empoderamiento de la mujer, su historia, proceso e importancia.

3.3.2. Intercambiar su “know-how” de diferentes herramientas y experiencias para fomentar el potencial emprendedor de las mujeres.

3.3.3. Debatir la posición de las mujeres emprendedoras en tiempos de cambio global en el marco de organizaciones deportivas como la FIDE.

3.3.4. Discutir en todos los cursos aspectos relevantes de su implicación en proyectos relacionados con las diferentes comisiones de trabajo FIDE.

3.3.5. Construir una propuesta para apoyar a las mujeres ajedrecistas en su proceso de formación, capacitación y actualización profesional que les permita mayor independencia y posibilidades de emprendimiento.

4. PRODUCTOS DEL PROYECTO.

En el marco del concepto empoderamiento, entendemos que la capacitación para la igualdad de género es un proceso de transformación que tiene como objetivo proporcionar conocimientos, técnicas y herramientas para desarrollar habilidades, cambios de actitudes y de comportamientos. Se trata de un proceso continuo y de largo plazo que requiere la voluntad política y el compromiso de todas las partes con el fin de crear ambientes inclusivos que promueven la igualdad y el equilibrio de oportunidades.

Es por ello que como consecuencia de los seis (6) seminarios a ser desarrollados en cada Continente, se aspira a la formación de 200 formadoras o multiplicadoras; quienes a su vez, tendrán el compromiso, con la su federación nacional, de dictar al menos un (1) seminario o taller en sus países de origen para un estimado de 200 cursos adicionales.

5. BENEFICIARIOS DEL PROYECTO.

5.1.Beneficiarios directos:

Los seminarios están dirigidos a mujeres ajedrecistas que ejercen roles de dirigentes, organizadores, árbitros, técnicos del ajedrez, docentes, instructores y/o jugadoras; a saber:

– 200 ajedrecistas participantes en los cursos y que hayan aprobado los mismos, recibirán un Certificado de Participación; mientras que aquellas que no lo aprobaron recibirán solo una constancia de Asistencia,

5.2. Beneficiarios indirectos:

Estimándose que cada participante en el curso organice, al menos un taller o seminario, en sus comunidades con hasta 20 personas, los beneficios indirectos serían:

– Doscientos (200) cursos de empoderamiento realizados en distintas ciudades de América.

– Se estarían beneficiando 200 cursos x 20 participantes c/u, cuatro mil (4.000) jóvenes ajedrecistas femeninas, solo en el primer año del proyecto.

6. IMPACTO DEL PROYECTO.

La formación, actualización y capacitación en el tema del empoderamiento de la mujer, son procesos que forman parte de una estrategia, una herramienta y un medio, para llevar a cabo la transformación individual y colectiva hacia la igualdad de género a través de la concientización, la construcción del conocimiento, el desarrollo de habilidades y el aprendizaje del empoderamiento, propiamente dicho. La misma ayuda a mujeres a adquirir las competencias, las habilidades y los conocimientos mínimo necesarios para avanzar la igualdad de género en su vida cotidiana y el trabajo.

En FIDE entendemos que la capacitación para la igualdad de género es parte integral de nuestro compromiso con la igualdad de derechos humanos para todas y todos. En consecuencia, con el presente proyecto se pretende que al finalizar 2019, los logros del mismo habrán modificado favorablemente y en forma estable, las condiciones iniciales que propiciaron su diseño.

Siendo el empoderamiento un asunto personal, podemos afirmar que estas mujeres ajedrecistas estarán empoderadas cuando estas las habilidades y capacidades desarrolladas en los distintos cursos de capacitación, se conviertan en poderes vitales y se conviertan en su forma de ser y aportar.

Esto implica necesariamente una mayor concientización, de miles de miembros de la comunidad ajedrecística, en torno al proceso de empoderamiento, impulsado por FIDE y sus federaciones afiliadas, en pro de la formación, capacitación y actualización de las mujeres ajedrecistas en su derecho a acceder a actividades de dirección, apoyo o acompañamiento de proyectos a ser ejecutados por las diferentes comisiones de trabajo FIDE, donde exhiban una participación más activa y protagónica, aspiren a mayores posibilidades de titulación y a cargos y puestos importantes dentro de la estructura organizativa de FIDE y sus entes afiliados.

Foto: M.I. Tilsia Valera (VEN)