“Sentidos y significados del ajedrez educativo”

Por Dr. Uvencio Blanco Hernández



Hay autores que proponen que los planes de estudio deben ser revisados para permitir a los escolares “aprender a pensar”

– La enseñanza sistemática del ajedrez comparte, con la escuela, el propósito del desarrollo del pensamiento, la educación en valores y el facilitar hábitos y patrones virtuosos del carácter.

La enseñanza sistemática del ajedrez está en línea directa con la consecución de los fines de la educación emanados de la carta magna, las leyes de educación y cultura y el currículo de la nación en la cual se apliquen proyectos o programas de enseñanza del ajedrez.

El pasado 12 de diciembre, se desarrolló el Congreso Virtual de Ajedrez Educativo 2020. “Sentidos y significados del ajedrez educativo” es una de las 30 mesas que ampliaron temáticas especificas en el marco del referido congreso el cual fue transmitido vía Zoom.

Esta mesa inició su acción a las 17:00 y fue moderada por Carlos Cavallo (Argentina). El licenciado Cavallo es graduado en Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, miembro del equipo que desarrollo el “Programa Nacional de Ajedrez Educativo” de la República Argentina durante el periodo 2003 – 2015; reconocido conferencista, articulista y ajedrecista activo.

Entre los panelistas se encuentran:

Javier Caramia (Argentina), autor de libros de ajedrez educativo, articulista, conferencista en programas de formación docente y miembro del equipo coordinador del Programa de Ajedrez Escolar de la ciudad de Buenos Aires.

Uvencio Blanco (Venezuela), docente, escritor, conferencista, coordinador del “Proyecto Estratégico Nacional de Ajedrez Escolar” Venezuela 2004 – 2010 y expresidente de la Comisión de Ajedrez en las Escuelas de la FIDE. Durante los últimos 30 años ha promovido un movimiento a favor del reconocimiento –por parte de las Naciones Unidas- del ajedrez como “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

Esteban Jaureguizar (Uruguay), coordinador del programa “Ajedrez para la Convivencia” (Ministerio de Educación y Cultura) que está constituido por los sub programas de Ajedrez de Educación Primaria y Secundaria, coordinador del programa “Ajedrez UdelaR” (Bienestar Universitario – Universidad de la República), vicepresidente de la Federación Uruguaya de Ajedrez y conferencista de la Fundación Kasparov para Iberoamérica.

Javier Martínez (España), docente, profesor de ajedrez. Los últimos 35 años de su vida, los ha dedicado a la educación. Ha sido profesor asociado de la Universidad de Valencia en departamento de Teoría de la Educación de la Facultad de Pedagogía. Además, dirigió el Centro de Reeducación de Menores en la provincia de Valencia y fundador de la academia de estudios y oposiciones Tirant lo Blanc. Es creador y coordinador del proyecto de ajedrez escolar “Mini Chess”, una interesante modalidad de ajedrez modificado, reducido y simplificado diseñado con el objeto de poder aprender a jugar con facilidad desde los tres años de edad.

En esta oportunidad hable de la relación entre los fines de la educación presente en las diferentes cartas magnas o constituciones nacionales, las leyes de educación y el currículo escolar de dichas nacionales y su énfasis sobre la importancia del pensamiento crítico, en tanto habilidad de la mente.

Allí señalé que:

Hay autores que proponen que los planes de estudio deben ser revisados para permitir a los escolares “aprender a pensar”. Y lo hacen sobre la base de que el juego de ajedrez posee una estrategia pedagógica apropiada, que puede estimular sostenidamente, el pensamiento crítico en los escolares.

Luego, al hablar de pensamiento crítico, indique que nos estamos refiriendo –precisamente- a una de las habilidades más valoradas por la educación; por lo que pase a ensayar una definición:

 

En términos generales, “pensamiento crítico” implica la realización de un ejercicio de duda e interrogatorio permanente; de expresión de incertidumbre sobre juicios, dogmas, estereotipos, afirmaciones y axiomas absolutos, que están presentes en nuestro entorno como, por ejemplo, los estereotipos y las llamadas “fakes news” o falsas noticias.

 

Ahora bien, ¿de qué nos sirve este tipo de pensamiento?

 

Con una posición crítica, el individuo intenta tener una idea justificada de la realidad y no aceptar ciegamente lo que otros le digan o informen.

Es por esto y otras cualidades, que el pensamiento crítico es un objetivo educativo ampliamente aceptado en la mayoría de los sistemas educativos, sobre la base del respeto a la dignidad humana, la autonomía y la preparación de los estudiantes; para el desempeño de una ciudadanía exitosa.

 

Vale señalar que en la obra “Sistema Instruccional de Ajedrez” (1995), afirmamos que el ingreso del ajedrez en la escuela se justificaba porque, entre otros criterios, el ajedrez,

 

Estimula el desarrollo de habilidades cognitivas tales como: atención, memoria, inteligencia, pensamiento lógico – matemático, pensamiento crítico, etc. capacidades fundamentales para la evolución ulterior del individuo”

 

Igualmente, en ¿Por qué el ajedrez en las escuelas? (1998), estimamos que, la enseñanza sistemática del ajedrez comparte, con la escuela, el propósito del desarrollo del pensamiento, la educación en valores y el facilitar hábitos y patrones virtuosos del carácter.

 

Además, la investigación indica que los niños que practican ajedrez muestran un mejor desempeño en tareas ejecutivas de planificación, inhibición, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva.

La práctica de ajedrez durante la niñez exige la ejecución de diferentes procesos cognitivos ejecutivos, lo que sugiere que el ajedrez sería una herramienta efectiva para favorecer el desarrollo de las Funciones Ejecutivas durante la niñez.

Así mismo, la habilidad para anticipar, planificar los movimientos antes de realizarlos y analizar la efectividad de las jugadas o combinaciones ya ejecutadas, serían los procesos ejecutivos implicados en el juego de ajedrez.

 

A manera de conclusión plantee la siguiente pregunta: ¿cuáles son los fines del ajedrez en las escuelas?

 

La respuesta a esta interrogante es que la enseñanza sistemática del ajedrez está en línea directa con la consecución de los fines de la educación emanados de la carta magna, las leyes de educación y cultura y el currículo de la nación en la cual se apliquen proyectos o programas de enseñanza del ajedrez. Porque este juego contribuye con el proceso de formación en valores y el desarrollo de habilidades cognitivas para la construcción de una personalidad más armónica en los jóvenes ciudadanos, aptos para la vida en sociedad.

 

Fuente: Sistema instruccional de ajedrez (Blanco, U. 1995)

¿Por qué el ajedrez en las escuelas? (Blanco, 1998)

https://bit.ly/39Q2V9X.