Terapia de ajedrez: Lanzamiento de la investigación sobre un nuevo enfoque contra la adicción (I)

Por Dr. Uvencio Blanco



  • Stefan Löffle, periodista, maestro internacional y miembro de la Comisión de Ajedrez y Educación FIDE, publicó el pasado 29 de junio una entrevista a la investigadora alemana Sabine Vollstaedt-Klein.
  • Sabina, nacida en 1973, es jugadora activa de la Federación Alemana de Ajedrez y trabaja en el Instituto Central de Salud Mental de Mannheim. 

  • Integra el grupo de investigación “Neuroimagen del comportamiento dependiente” el cual investiga la base neurobiológica del comportamiento dependiente, utilizando imágenes multimodales. A su vez, este grupo forma parte de la Clínica de Medicina de Conducta de Dependencia y Adicción del Instituto Central de Salud Mental de Alemania

  • Seguidamente presentamos la primera parte de esta entrevista que revela aspectos importantes relacionados con la investigación neurocientífica en áreas relacionadas con aplicaciones terapéuticas del ajedrez.

Las personas que sufren de un trastorno por consumo de sustancias a menudo tienen un deterioro cognitivo en varios ámbitos (por ejemplo, una memoria de trabajo deficiente y un período de atención corto). Por lo tanto, el entrenamiento cognitivo se ha convertido en parte de la gama de terapias para la adicción. Invitamos a Sabine Vollstädt-Klein, la científica alemana especializada en adicciones, a hablar sobre la terapia basada en el ajedrez para los trastornos por uso de sustancias en la Conferencia de Ajedrez de Londres 2016. Al principio era escéptica, pero después de revisar la evidencia sobre el entrenamiento cognitivo antiadicción y teniendo en cuenta las respuestas positivas a su conferencia y presentación en el taller en la conferencia, decidió que valía la pena seguir explorando.

Chess as an intervention against addictive disorders? – Potential neurobiological underpinnings. Prof. Sabine Vollstädt-Klein. Central Institute of Mental Health. Mannheim, Germany. 6th December London, UK.

Recientemente, nos pusimos al día con Sabine en el Instituto Central de Salud Mental en Mannheim. Tenía muy buenas noticias. Ha obtenido financiación del Fondo Alemán de Investigación (DFG) para llevar a cabo dos proyectos de investigación. Este tipo de financiación es muy competitivo y se asigna por méritos puramente científicos. Ella aplicará la terapia basada en el ajedrez como una intervención adicional a los protocolos de tratamiento con pacientes que sufren de trastorno por abuso de alcohol. Los pacientes en el grupo de control recibirán tratamiento como de costumbre. Del mismo modo, la terapia basada en el ajedrez se aplicará en un proyecto más amplio sobre la adicción a la nicotina en el que el Instituto Central está colaborando con varias universidades alemanas. Sabine expresó su gratitud por la sugerencia de que el ajedrez podría ser usado para propósitos terapéuticos.

Sabine se familiarizó con el ajedrez y las terapias basadas en el ajedrez de otros participantes en la Conferencia de Ajedrez de Londres. Acaba de regresar de España donde lo observó en acción. La terapia basada en el ajedrez ha sido desarrollada por el psicólogo Juan Antonio Montero y se aplica en dos docenas de instituciones de la occidental provincia de Extremadura. Se utiliza no sólo con pacientes adictos, sino también con reclusos, personas con Síndrome de Down y otras afecciones. La terapia no pretende desarrollar la fuerza de juego del ajedrez, sino que está orientada a mejorar el funcionamiento cognitivo.

“Tienen muy buenos resultados pero ningún grupo de control y por lo tanto ninguna investigación robusta para mostrar si y cómo funciona la terapia basada en el ajedrez”, nos dijo. Ella explica que la terapia basada en el ajedrez tiene una ventaja probable en comparación con otras terapias cognitivas contra la adicción: otras terapias tienden a ser repetitivas y aburridas. El ajedrez ofrece un enfoque más estructurado y gamificado.

La doctora Vollstädt-Klein busca ahora una estudiante de doctorado para trabajar con ella en ambos proyectos de investigación en Mannheim, una vibrante ciudad del suroeste de Alemania. Es crucial que el candidato tenga la formación académica y científica adecuada. Sólo un conocimiento rudimentario de ajedrez es necesario para entregar los entrenamientos cognitivos, también, debido a la necesidad de interactuar con los pacientes. el candidato debe hablar algo de alemán básico pero no se espera fluidez.